The IAM Competences
Framework

Creación y evolución del marco

Al hablar del Marco de Requisitos de Competencias desarrollado por el Instituto de Gestión de Activos (IAM) en el 2006, hacemos referencia a una amplia gama de disciplinas, que, alineadas con una serie de competencias ayudan a las organizaciones a desarrollar planes estratégicos para cumplir con sus necesidades profesionales, además de tener una base sólida de capacitación y de desarrollo de personal, no solamente hablamos de gestión de activos, también hablamos de:

  • Finanzas
  • Operación
  • Recursos humanos
  • Sistemas
  • Producción
  • Desarrollo organizacional

Desde su primera publicación en el 2006, ha ido evolucionando al igual que lo ha hecho la industria. En su primera edición describe las competencias y conocimientos que las personas involucradas en la gestión de activos deberían de tener. 

 

En el 2008, ampliaron el enfoque del marco y se reestructuró para alinearlo con otros marcos de competencias, dividiéndolo en dos partes, en donde la primera hacía referencia a los requisitos genéricos de competencias y la segunda parte era una guía de cómo se podía utilizar para un proceso de reclutamiento, capacitación y desarrollo del personal, de esta manera se adaptan a las necesidades de cualquier organización. 

 

Para su modificación del 2012, hablamos de un marco más enfocado en torno a la gestión de activos, en el cual se menciona lo que el personal de esta área debería de contar para poder desarrollarse de la mejor manera en su área, esto, haciendo énfasis en un conjunto de requisitos y competencias necesarias para un buen rendimiento en el mantenimiento y la renovación y sustentabilidad de los activos físicos. 

 

Composición

El marco se compone por siete roles de competencia: 

  • Desarrollo de políticas

  • Desarrollo de estrategias

  • Implementar planes de gestión de activos

  • Desarrollo de capacidades de gestión de activos

  • Gestión del conocimiento de los activos

  • Gestión de riesgos y mejora del rendimiento

  • Planificación de la gestión de activos

Estos a su vez están divididos en unidades, las cuales cuentan son subdivisiones individuales. 

 

Por lo que se puede observar con los siete roles que conforman el marco, su estructura está diseñada para poder implementarlo en empresas de diferentes sectores, bajo una estructura flexible para el desarrollo de competencias buscando satisfacer las necesidades actuales y futuras de gestión de activos. 

 

Desarrollo e implementación

Se debe considerar que para una buena implementación del marco mínimamente se deben de tener bien establecidas las estrategias, necesidades y objetivos internos, esto facilitará la selección de unidades que son aplicables para la organización.

 

Para la implementación correcta del marco se debe de contar con un equipo interno de trabajo que tenga un amplio conocimiento de las diferentes responsabilidades y niveles de gestión de activos de la empresa; además de contar también con un grupo de revisión, esto para garantizar los resultados de la organización ante la implementación del marco.

 

El grupo de trabajo contará con tres tareas principales:

  • Desarrollo de los criterios de rendimiento: Estos deberán de evaluar cada una de las competencias del marco seleccionadas, además de poder determinar cuáles son los resultados esperados. Estos criterios deben de superponerse entre sí, ser inequívocos y deben de describir una acción que tenga un resultado que pueda evaluarse.

  • Identificar los conocimientos específicos y de comprensión: Se debe de identificar una serie de conocimientos con los que el personal debe de contar para entender y cumplir con los criterios de desempeño desarrollados, estos van completamente de la mano y debe de incluir todas las normas de la empresa, información específica y reglas o regulaciones del sector que sean relevantes para el desempeño del personal. 

  • Definir los métodos de evidencia de evaluación: Se debe de determinar qué tipo de evidencia se necesita para poder evaluar conscientemente si se ha cumplido o no cada uno de los conocimientos especificados con anterioridad, además de contar con las pruebas necesarias sustentar el cumplimiento de los mismos.

Dentro de las áreas que se pueden beneficiar de la implementación del marco podemos encontrar: 

  • Identificación de las necesidades de aprendizaje y desarrollo

  • Gestión y reclutamiento

  • Desarrollo de perfiles o equipos de trabajo dentro de las empresas

  • Gestión del rendimiento

  • Planificación de actividades de formación

  • Desarrollo de objetivos de aprendizaje del personal o de los integrantes del equipo de trabajo

  • Desarrollo de plan de carrera

  • Planificación continua

Podemos concluir que hablar del marco no solamente es hablar de gestión de activos, también hablamos de una gran herramienta de medición de habilidades, resolución de problemas, comprensión y análisis interno de las organizaciones siendo una excelente herramienta para mejorar el rendimiento empresarial al definir los conocimientos y ayudando a la compresión del desempeño tanto personal como de toda la organización.

 
fuentes y referencias